Una visita a la bodega Heretat de Cesilia

Hay visitas, charlas distendidas, imágenes, que producen en el receptor unos efectos duraderos en el tiempo. La visita que se realizó a Novelda, con motivo del Curso de Iniciación a la Cultura Enológica, a la bodega Heretat de Cesilia es uno de esos momentos que marcan muy positivamente.

El enólogo, Sebastien Boudon, fue el que hizo de magnífico cicerone de esta bodega en la cual todo se cuida y se mima hasta el extremo.

Nace en 1998 el actual proyecto de elaborar un gran vino, combinando lo mejor de la artesanía, con los más modernos medios tecnológicos. Tienen 80 hectáreas de Cabernet Sauvignon, Monastrell y Shyraz para tintos, y otras variedades de prueba como la Petit Verdot.

Es una bodega en la que es fudamental el respeto al medio ambiente, y en la que no se usan productos químicos de síntesis, utilizando sólo productos de contacto como azufre y cobre.

La charla que Sebastien dió a pie de viña hace más por el mundo del vino y el respeto al entorno natural, que muchos sesudos tratados sobre el tema. Explicaba como estaban replantando la vegetación ancestral de esos lares, plantas que con tantos pesticidas habían desaparecido. Cómo actuaban éstas en perfecta sociedad con la vid. La labor beneficiosa de ciertos insectos actuando junto a las plantas autóctonas como agricultores respetuosos con el entorno. Y este mimo la planta lo agradece en el proceso de gestación de su fruto.

Comentó cómo le daban el agua a profundidad para que la vid no se hiciera ‘vaga’, que tuviera que buscarla. Habían recuperado hasta un pareja de halcones, ‘herramienta’ muy eficaz contra los voraces estorninos. Una vuelta a lo natural en definitiva y que la naturaleza sabe recompensar.

Finalizó la visita con una cata de sus vinos. Una tarde importante, en un marco muy agradable y con un Sebastien solícito a cualquier duda que pudiera surgir entre los asistentes.

El visitar bodegas, el turismo enológico, tiene una vital importancia para extender el aprecio al mundo del vino. Sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *