Bodega Heretat de Cesilia

Casa Sicilia, data de 1707, en época del primer Marqués de la Romana, como casa de labor dedicada a la producción de frutas, vino y aceite de alta calidad, a través de cuyo valle se extiende la finca en los Pagos de la Mola, Ledua, Sicilia y Alcaydías.

Casi tres siglos después, los vinos de Heretat de Cesilia combinan el arte de una elaboración tradicional, con los más modernos medios tecnológicos, para lograr un resultado único: vinos de calidad ya reconocidos por la prensa y crítica especializada.

El vino, esencia de la tierra de esta zona de Alicante, ha podido tomar vida gracias al mimo aportado a cada una de las cepas de sus viñedos y al trabajo del equipo humano culminado por la mano experta del enólogo, que ha sabido respetar esta materia prima para que se muestre con toda su personalidad.

La finca Casa Sicilia, consta de 80 hectáreas de viñedos propios, de las que 30 están plantadas con variedades vinícolas, principalmente Monastrell (variedad autóctona), Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah para los tintos, Macabeo, Moscatel, Sauvignon blanco y Chardonnay para los blancos, y algunas variedades en prueba como el Petit Verdot, Albariño y Loureira.

La textura del suelo, franco limosa, tiene un alto contenido de caliza con riqueza en óxidos de hierro que equilibra y reduce los problemas de clorosis que se pueden encontrar sobre este tipo de suelo.

La zona norte de la finca está constituida de arcilla y yeso, asociado a un bajo contenido de materia orgánica, permitiendo una buena expresión aromática y asegurando una buena estructura de los tintos de este pago. La zona sur está formada de gravas de aluviones de río y limos. En estos suelos, ligeros y frescos, se adaptan muy bien las variedades blancas.

La climatología mediterránea tiene una ligera influencia continental, permitiendo retardar la maduración de la uva y mantener una humedad muy baja todo el año, que le protege de enfermedades criptogámicas de la viña.

One response

Deja un comentario