Etiquetado con:
 

¿A quién no le gusta acompañar el queso con una copa de vino? ¿Qué vino es el apropiado para cada queso?

Resulta éste un maridaje complicado al no existir una buena comunión entre ambos productos: en general el fuerte sabor del queso merma nuestra capacidad de percibir el sabor del vino. No obstante hay quesos tan neutros que incluso resaltan la acidez que pueda tener el vino.

El disfrute de ambos productos depende del vino, de la variedad del queso y del estado de maduración que presente. Hay quien dice que lo mejor es conjugar los quesos de una región con los vinos que se producen en esa misma zona… el gusto personal de cada uno juega un papel fundamental aunque por supuesto influyen notablemente los conocimientos enológicos que se posean antes de realizar un determinado maridaje.

Sin pretender dar una lista cerrada y sin ánimo de sentar cátedra al respecto, proponemos las siguientes combinaciones:

  • Una bandeja de quesos variados en cuanto a sabor y consistencia combina bien con un tinto de Rioja, Penedès, Rueda o Ribera del Duero.
  • Quesos frescos como los burgos, cassoleta, mató o abredo casan con vinos blancos ligeros, secos y nerviosos de Rueda o Penedès.
  • Quesos de pasta blanca, enmohecidos o amasados como los afuega’l pitu o vinalón armonizan con los tintos nobles, afrutados y finos, como los Rioja jóvenes, Valdepeñas, Ribera del Duero o Bierzo.
  • Quesos de pasta cremosa y sabrosa como los cantabria, cóbreces o torta del casar requieren tintos con cuerpo, vigor y aroma como los de Navarra, Rioja, Cariñena o Empordà.
  • Quesos de cabra como los alpujarreños, buelles, garrotxa o ronda prefieren vinos blancos jóvenes, frescos y secos como los Rueda y Penedès, cavas, o finos de Jerez.
  • Quesos azules de pasta blanda como los cabrales, picones o gamonedo exigen vinos con cuerpo, fuertes y espirituosos como Rioja de crianza, Priorat, Jumilla, Cariñena o Ribera del Duero, o vinos dulces tipo moscatel o Pedro Ximénez.
  • Quesos de pasta blanda, cerrada y untuosa como los tetilla, mahón o arzúa-ulloa se acompañan con blancos o rosados jóvenes, ligeros y afrutados como los Navarra, Penedès y Galicia.
  • Quesos de oveja de pasta cocida como los manchego, zamorano, roncal o idiazábal van muy bien tanto con tintos con cuerpo como con blancos secos, como Ribera del Duero, Rioja o El Bierzo.

Ahora sólo falta que hagáis vuestra elección y nos contéis la experiencia. ¿Os apetece un poco de queso y una copa de vino?

Fuentes: ¿De dónde vino? y Gastronomía&Cía

0 Responses to Queso y vino: sugerencias de maridajes

  1. Austin dice:

    Gracias por tus cmaontories David. Dejame decirte que en esas fotos que me has sacado ESTOY QUE ME SALGO!! :-)Un abrazo y a seguir bebiendo riesling!OG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar

    Consulta nuestro archivo

    Todos los artículos ordenados cronológicamente