Etiquetado con:
 

Meritxell Falgueras

Cuando una persona domina un tema por los cuatro costados, es divertida, inquieta y atrevida es casi seguro que sus exposiciones sobre el tema serán sencillas de entender, amenas e interesantes. Ese es el caso de Meritxell Falgueras.

3

Se crió en una familia en la que durante cinco generaciones han hecho de la “botiga de vins El Celler de Gelida” (tienda de vinos el Celller de Gelida, en Barcelona) su forma de vida. Y esta circunstancia de la vida ella la convirtió en una gran virtud. Se licenció en Humanidades y realizó el Máster en Viticultura y Marketing, ha viajado alrededor del mundo con una mente abierta y ávida por captar cómo se expresa el vino, cómo se publicita, cómo se habla de él y estudiando el lenguaje del vino. Es miembro de la Academia Catalana de Gastronomía, a sus 20 años fue la sumiller más joven de España (por l’Escola d’Hosteleria i Hostelatge de Barcelona) y a los 25 años ganó el concurso Nariz de Oro en la categoría joven promesa. Actualmente es una prestigiosa periodista sumiller que colabora en programas de TV3, Radio 4 y, sobre todo escribe libros sobre el vino mientras , participa en la formación de sumilleres y sigue investigando sobre el tema de su doctorado en Comunicación sobre el lenguaje del vino.

En medio de esta ajetreada vida, Maritxell Falgueras ha estado en Alicante, en la Escuela de Catas de Alicante, a la que ha llegó como un soplo de aire nuevo gracias a las gestiones del sumiller y miembro del equipo de la Escuela Agustín Piqueres. Su ponencia se tituló “Comunicando el vino a través de la metáfora”.

IMG_0131Fue presentada por Calos Mazón, el director gerente de la Cámara de Comercio de Alicante, institución que organiza el Curso de Sumiller Profesional  (formación en la que se ha enmarcado esta conferencia)  como la culminación de la décima edición de este curso. Y por Alejandro Morant, vicepresidente 3º de la Diputación de Alicante, que también colaboró en este evento, como “una persona que lleva el vino en la sangre”. A partir de ahí, Meritxell tomó la palabra y captó la atención de toda la audiencia. Explicó que su intención es aplicar el lenguaje para seducir o “al menos despertar el interés por mirar el vino de otra manera” de forma que el lenguaje sea una forma de acercar al mundo del vino, comprensible y atractiva, y no una barrera que lo presente como algo complejo de lo que sólo pueden disfrutar los entendidos.  Con una amplísima cultura hizo referencia a numerosos autores, escritores, lingüistas y filósofos que han alabado el uso de la metáfora para acercarnos al conocimiento de las cosas. “El guisante ¿a qué sabe?” citando a Josep Pla en su libro “El que hem menjat” y partir de ahí expuso la necesidad, fortaleza y potencia de la metáfora para transmitirnos sensaciones que apoyen los conocimientos. “Este vino huele a enaguas de novicia” citó a Mª Isabel Mijares y cierto es que entendimos rápidamente que huele a pureza, a lavanda, a heno de Pravia, sensaciones conocidas universalmente. Y continuaba su defensa de una nueva forma de hablar sobre el vino que rompa barreras y prejuicios, “Si yo digo, este vino es un Rolls Royce ¿verdad que todos me entienden”.

2Cautivó y sobre todo, abrió nuevos horizontes de un mundo que le apasiona y que apasiona millones de personas que cada vez se interesan más por las sensaciones y experiencias que nos brinda el vino, rompiendo una lanza a favor de conjugar el sentido común con la transgresión de la rigidez de las normas. Demostró que logra con creces su objetivo “seducir y despertar el interés por mirar el vino de otra manera”.

1

Meritxell Falgueras con familia Selles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar