Personas del mundo del vino que te dejan su sello. Después de la visita de la mente privilegiada de José Vicente Guillén la semana pasada, esta la hemos empezado con un enamorado y erudito de Italia y su Gastronomía, Juancho Asenjo.

Cuando uno le escucha hablar de su amada Italia, siente la necesidad de lanzarse a descubrir ese maravilloso mundo. Al acabar la jornada, una alumna con una sensibilidad muy especial hacia el vino, me comentaba que se sentía abrumada. No había entendido mucho. Era lógico. Muchísima información en breve tiempo, pero había salido con las ganas de empaparse, de imbuirse de Italia y sus vinos.

Pero lo mejor del día vino durante el almuerzo. Una comida rápida pero distendida y que dio para mucho.  Juan José Sellés, Juancho Asenjo y yo mismo y el mundo del vino como eje.  Me reafirmo cada día un poco más, si ello  es posible. Hace falta gente de este calibre en el mundo del vino. Personas como Juancho que llaman a las cosas por su nombre, sin dobleces, sin medias tintas. Gente que por encima de todo Ama el Vino, con mayúscula. Gente que abra la puerta y que permita que entre aire fresco al mundo del vino.

Salieron múltiples anécdotas en el poco tiempo del que disponíamos. Salí con las pilas cargadas. Juancho contó algunas vivencias suyas con el inmenso artesano del vino  piamontés, Angelo Gaja. Como anécdota decir que sus orígenes se remontan a España, de donde salió su familia(siglo XVI). Revolucionó el vino italiano como nunca antes. Decía por ejemplo  que había que ayudar al pequeño productor, al artesano que es el que de verdad genera riqueza. Hay una idea que me ha  marcado. Decía que lo básico es saber, saber hacer y hacer saber. Qué más se puede añadir?

También salió en la breve tertulia la anécdota referente a Pablo Álvarez de Vega Sicilia. Le preguntaron una vez el porqué  viajaba tanto si tenía sus vinos vendidos. Contestó a su vez que tenía vendido éstos porque viajaba mucho.

Y por último puso como ejemplo de empresa modelo a Muga. Una empresa familiar que huye del pelotazo y que cuida al detalle todos los aspectos de su bodega.

El tiempo apremiaba, la sesión vespertina del curso empezaba a las cuatro. Pero  llevaba mi mente llena de excelentes sensaciones. Quién dijo que los lunes eran aburridos?…CYMERA_20150209_173445_wm_wm-120150209_131000_wm

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar

    Consulta nuestro archivo

    Todos los artículos ordenados cronológicamente