CYMERA_20150625_100906Luz de luna, claro de luna. Un sueño cumplido. Una pareja que vino al mundo del vino e hizo que nada fuese igual. Paco y Conchita. Rodero y Villa. Aman al vino. Aman la tierra que los pare. Y se han especializado en convertir sus sueños en realidad. Paso a paso. Mimando la génesis de sus sueños hasta que poco a poco, al ritmo que marcaba la Naturaleza, fueron apareciendo sus criaturas… Joven roble, Crianza, Reserva. Culminó el ciclo con El Picón y El Nogal. El Duero se nos presentaba con una elegancia preñada de autenticidad.

Pero tenían otro sueño. Imaginaban un blanco con el sello de Pago. De Pago  de los Capellanes. Tenía que ser un blanco con carácter, de una uva autóctona. De aroma rústico. Sí, rústico, a la par que amable en boca. Tenía que ser la Godello. Reunía todo lo que  el matrimonio buscaba. Reunía  el equilibrio necesario para intentar enamorar.

Y vieron un lugar mágico. Una pequeña parcela en el idílico Valle del Sil, en un lago, en Valdeorras. Y una luna llena de agosto,  con su resplandor sobre el Sil, hizo que el sueño empezará su camino hacia la realidad. O LUAR  DO SIL. 

Godello en toda  su expresión. Ligero aroma afrutado. Un dorado amable. Sabroso, muy sabroso y con unas lías que redondean la obra de arte convirtiéndolo en un vino elegante. Redondo.

Su sueño se ha cumplido.

Disfrutaremos mucho con este vino… Mucho.

 

Texto by Agustín C Piqueres, agustrónomo… 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar

    Consulta nuestro archivo

    Todos los artículos ordenados cronológicamente