Etiquetado con:
 

¿Quién no ha soñado nunca con tener una pequeña bodega particular en casa? Ese espacio reservado para nuestros vinos, donde los tendremos perfectamente conservados y se convertirá en una de las zonas de nuestra casa que mostraremos con más orgullo a nuestras amistades…

Bien, pues todos podemos tener nuestra pequeña (o gran) bodega particular, con mayores o menores pretensiones, siempre y cuando tengamos en cuenta una serie de consejos básicos que a continuación os proporcionamos. Si bien es muy difícil seguir todos estos consejos a rajatabla, sí pueden servirnos de pauta para conseguir mejorar nuestra actual bodega o para crearla lo mejor posible.

  • Destinaremos un lugar acondicionado con un mueble con estanterías o anaqueles donde poder depositar las botellas en su posición correcta, teniendo en cuenta los distintos tamaños y formas; debemos tener en cuenta que las botellas de cava y champagne tienen mayor volumen que las botellas normales de vino.
  • La habitación debe estar poco iluminada, sin calefacción, bien ventilada y con pocas vibraciones que afecten a los vinos. Es preferible que la habitación sea interior y que su ventana dé a un patio.
  • Es importante que no haya olores penetrantes, pues afecta negativamente a la conservación de los vinos. No es buena idea utilizar la zona reservada a bodega también como despensa para quesos y salazones.
  • El garaje podría ser una buena opción al ser la zonas má frescas y menos iluminada de la casa, pero hay que llevar mucho cuidado con el humo desprendido por los vehículos.
  • Una vez escogido el lugar y acondicionado con botelleros, se deberán guardar las botellas tumbadas de modo que el corcho siempre permanezca húmedo para impedir la entrada de aire que pueda estropear el vino. Es preferible que tengan una ligera inclinación hacia la base de la botella, para que los sedimentos se depositen en el fondo.
  • Los vinos blancos y jóvenes de rápido consumo es preferible que se mantengan de pie, ya que esta posición favorece su  maduración. También los vinos de jerez y oportos se almacenan y conservan de pie por su alta graduación alcohólica.
  • Los barrilitos de madera, aunque son muy decorativos, no son muy aconsejables para conservar vinos de calidad, pues no suelen tener una buena estanquidad y propician que se estropeen los vinos que almacenan.
  • La temperatura no debería tener cambios bruscos. Lo ideal sería que no superara los 17ºC en verano y no bajar de los 14ºC en invierno.
  • La selección de los vinos para nuestra bodega depende de los gustos de cada uno, aunque lo ideal es poseer vinos de distinta categoría, calidad y precio.
  • En cuanto a la cantidad, depende también de las necesidades de cada uno y del espacio disponible; con una bodega espaciosa un buen número es el de 24 botellas.
  • Se trata de tener siempre a mano vinos tintos y blancos de crianza, claretes, rosados, blancos jóvenes, cavas y olorosos, por ello es aconsejable reponer regularmente las botellas que se beban en lugar de hacer grandes compras y correr el riesgo de que se nos estropeen los vinos una vez superado su estado de madurez.

¿Ya tenéis la bodega adecuada? ¿Queréis crearos vuestra bodega particular? Contadnos vuestra experiencia.

0 Responses to Consejos para crear tu bodega particular

  1. Y tener que conformarnos con escuchar “que tal evento, o no sucedió o es muy peque

  2. Pero eso no es todo, ya que en esta ocasión, descubrimos tambi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar

    Consulta nuestro archivo

    Todos los artículos ordenados cronológicamente