Etiquetado con:
 

El buen comportamiento de la exportación a 65 países impulsará la facturación de Bodegas Muga, que podría mejorar sensiblemente las cifras del último ejercicio y alcanzar los 18 millones de euros en 2013, según avanza a Efeagro el vicepresidente de esta la firma familiar (Haro, Rioja), Manuel Muga.

A pesar de que los tres o cuatro últimos años han sido muy complicados para todo el sector y, concretamente 2013 fue “bastante duro”, las salidas de vinos de Muga al exterior han ido aumentando, hasta el punto de que el 50 % de su facturación depende ya del exterior, después de décadas de apuesta por su internacionalización.

En este sentido, detalla que les va “muy bien” en los mercados anglosajones, como Reino Unido, Canadá y, especialmente EEUU; que hay una evolución positiva en México y que apuntan a Asia tras conquistar recientemente al mercado japonés.

Torre Muga es el buque insignia en ventas en EEUU y el Gran Reserva Prado Enea es la enseña que destaca en el Reino Unido.

Debido a la actual situación del mercado nacional, actualmente es más fácil vender fuera“, reconoce el directivo, aunque defiende su apuesta por España, que absorbe aún la mitad de sus ventas.

En Norteamérica “hemos conseguido una marca de prestigio y calidad” y hoy “es una zona donde tenemos un negocio importante“; un mercado al que miran, dado el aumento del consumo per capita en EEUU donde “cada vez hay más cultura del vino“.

En dicho país se produce el 75% del vino que consumen, pero un 25% procede de la importación, lo que “abre puertas” al sector.

Respecto a China, abordan el mercado desde principios de los 90, en una apuesta que -admite- “no ha sido fácil“, porque el vino no forma parte de su cultura, de su gastronomía y de su “día a día“, aunque cada vez se interesan más por el producto, como también pasa en Singapur, Japón o Corea.

Los chinos producen ahora vinosque yo he probado, y son correctos, pero tampoco grandísimos vinos“, por lo que hay un nicho de mercado potencial en consumidores “con dinero” que valoran los productos “que llegan de fuera“, como los franceses.

Todo el mundo intenta abrirse puertas en un mercado potencial tremendo: españoles, italianos, chilenos…“, señala.

Como ventaja competitiva del producto “Made in Spain“, subraya la mejor relación calidad-precio que los franceses o italianos que llegan allí, aunque se enfrentan al problema de que hay pocos restaurantes españoles donde “colocar” el producto.

En el caso del consumo nacional, recuerda que la población tiene menos dinero y ajusta los gastos, incluidos los de la compra de vino, y que el consumo per capita ronda los 18 litros, dos veces y media menos que otros países europeos, por lo que aboga por la promoción para cambiar esta tendencia.

Pese a las dificultades, las ventas de los crianzas, blancos o rosados de esta firma riojana van “razonablemente bien“, si bien apunta que tienen que “insistir más en la gama alta“, sus vinos más especiales que, ahora, cuesta vender más por la crisis.

Según Muga, hace cinco o seis años tenían en la restauración su canal prioritario, pero la crisis ha provocado un trasvase de ventas de la hostelería al alimentario: se prefieren comprar vinos de cierto precio en el lineal, más baratos que en los restaurantes.

El enoturismo es otra de las apuestas para la compañía, como fórmula para fomentar la cultura del vino y sus marca: recibe cerca de 20.000 visitantes, cifra que se ha triplicado en la última década, con incrementos especialmente intensos en los últimos tres años, que le sitúan como uno de los máximos exponentes de La Rioja en este segmento en auge.

Para nosotros el enoturismo no es importante por la venta directa, porque supone un porcentaje muy pequeño de nuestra facturación, sino por la imagen que trasladamos”, para la difusión de “nuestra filosofía de trabajo” y “seguir creando marca“.

El boca a boca o boca a oreja es muy importante”, afirma Muga, quien tiene como prioridad “que la gente salga contenta“.

Entre la oferta enoturística, cuenta con visitas a la bodega y a los viñedos -donde explican el proceso de elaboración “del campo a la mesa“-, paseos en globo aerostático, maridajes de vino con otros productos gastronómicos o reuniones de empresa .

Entre los proyectos de futuro, Muga sopesa la ampliación de la bodega para mejorar la capacidad logística y el espacio disponible, y continuar con su apuesta de proyectos solidarios a través del “Club de los 300”.

Fuente: larioja.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar

    Consulta nuestro archivo

    Todos los artículos ordenados cronológicamente