A continuación compartimos el irresistible post de Agustín Piqueres, Comunity Manager de la Escuela de Catas de Alicante, y su compañero inseparable, el fotógrafo VCrown, publicado en su blog: uncomunitymanagerenapuros.blogspot.com sobre su última visita a Almudena Alberca, alma de Bodega Dominio de Atauta.

“Ya le vamos cogiendo gusto a esto de madrugar camino del AVE. Yo lo soluciono de una forma drástica. Radical inclusive. No me acuesto. Esto me produce una energía sospechosa, de origen químico. Una droga poderosa: la alegría es su nombre. Alegría por lo que nos espera allende nuestras comarcas mediterráneas. Mi socio y bro, VCrown y yo, sabemos que vamos a cargarnos de energía, de vivencias.

Vamos al límite, nos entregamos sin tregua, pero merece la pena. Siempre merece la pena. Subimos en el último minuto al carruaje. Nos sentimos en el Grand Tour. Nos situamos. Organizamos los asientos. Tenemos que ir juntos. Solucionado, pese a una leve resistencia por parte de un alma cándida. Se pone en marcha…A la cafetería directos. Hemos encontrado un sistema métrico. Cafés. Medimos la distancia en números de cafés con leche…Hablamos observando cómo empieza a romperse la noche en la llanura manchega. Cómo la luz gana su batalla. Somos creyentes, fieles hasta la médula, de la madre Naturaleza. Primeras risas. Los hombres de traje no sonríen. Su mundo es otro. Hacemos fotos al Dios Sol naciendo. Sólo con esta visión el mundo se ve diferente. Albacete está a nuestro alcance. Suben más trajes oscuros. Sólo cambia el acento. La colección de tabletas, móviles, portátiles, etc es interesante. La Mancha está muy bella. Un tapiz de colores embriagador. Atocha está a dos con leche. Nos sentamos un poco a parlamentar sobre las persona que nos recogerá en Madrid. Vino anoche de catar en Londres con algún que otro Master of Wine. Esta persona lo será en breve. Perdón! No la he presentado. Es mujer. Hacedora de vinos. Vamos, enóloga. En su haber vinos que conviven en el Olimpo de los elegidos. Nombres ya míticos. Dominio y Parada de Atauta, Llanos de los Almendros, Valdegatiles, La Mala, Cenit, Mazarrón, El Villano…Soria, Zamora, Europa, América. No para. Es un ser especial. Nos cautivó en Alicante. Dudamos que sea humana. Al menos cien por cien. Tiene una parte de duende. Sí!. Estamos convencidos. Nos recoge en Atocha. La sonrisa se apodera del coche. Los atascos de Madrid no nos afectan. Hemos creado un mundo inviolable. Nuestro Shangri-La particular. Camino a Soria. Una parada sólo. Un pincho al lado de una cigüeña y su morada. Queremos llegar y ver dónde ejerce su magia esta artesana de vinos. El paisaje es sobrio, infinito, de una belleza esteparia que engancha. Un pueblo. Estamos llegando. Un edificio pequeño nos recibe. Un chalet no muy grande nos da la bienvenida, sin mayor importancia estética, pero al bajar del coche empieza la orgía visual. VCrown y yo nos miramos. Ella nos observa con una sonrisa satisfecha, pícara. «Chicos, aquí os presento al Valle de Atauta»…Miramos cual niños el día de Navidad destapando los regalos bajo el árbol. Nos abrazamos. Nos presenta a Tere, una indígena de este paraíso, de una belleza y simpatía de otras épocas. Preguntas y más preguntas para ambas. Risas, y algarabía juvenil por nuestras parte. En el fondo somos niños grandes. Mantenemos intacta nuestra capacidad de sorpresa. Luchamos por ello de hecho.

Manos a la obra. A trabajar. Almudena nos mete en el coche y vamos a empaparnos de ese cuadro que nos ha impregnado las retinas. Al minuto ya hemos parado el coche. Ella sonríe mientras nos cuenta con detalle su trabajo. La cogemos, la abrazamos y apenas nos sale un ‘gracias’…Mis gafas me protegen. Soy feliz… Nos miramos mi Bro y yo. Somos felices…Recorremos unos viñedos con algunos testigos de más de 150 años. Los tipos de suelos varían sin parar. Parcelas minúsculas. Vegetación infinita. Hasta robles trasplantados de otras épocas pretéritas nos observan. Fotógrafiamos todo con nuestras retinas. Ella responde a todas nuestras preguntas con paciencia, placer…y sonrisas. En vez de pellizcarnos la abrazamos cada cierto tiempo para cerciorarnos que no es un sueño. Nos van a cerrar el restaurante. Nos vamos raudos. ‘La bomba’. Es su nombre. Los hermanos Atauta, Dominio y Parada, y unos platos varios, tradicionales nos vuelven a emocionar. Mollejas, oreja, lengua, perdiz. corzo, cordero, y de remate, arroz con leche. Volvemos a la Bodega. Nos ofrece una cata Almudena con todos sus hijos. El marco es único. Una sala de catas que más bien podría ser el salón de un chalet de montaña con vistas al Valle mágico. Una de las mejores enólogas de España, Master of Wine en ciernes, una hacedora de vinos única, muy, muy joven para nosotros dos. Y por encima de todo, una persona con un corazón que desborda, que destila los mejores sentimientos que uno pueda imaginar… Después de un día en el campo, escuchándola, sintiéndolo cerca, la cata de transforma en otra cosa. Esta persona, mujer para más señas, dará que hablar. Sus vinos son un ejemplo de respeto a la tierra, orfebrería dirigida por el alma. Hasta sus hijos más humildes son buena gente. Sus hermanos Atauta son imprescindibles. Y sus tres pagos? Una experiencia mística, después de andar entre ellos y compartir unos minutos. La Mala, Valdegatiles, y Llano de los Almendros, una tríada digna de Baco.

Una última sorpresa nos tenía reservada. Una merienda en uno de los Lagares de finales del XVIII rehabilitados. Tere y Oscar, viticultor, nos acompañan. Stendhal no creo que viese nada igual. El sol ardiendo el horizonte compitiendo en belleza con el fuego de los sarmientos que recibirán viandas en forma de ofrendas. VCrown, cual Arrabal transformado, convierte su prosa poetica en un grito byroniano de agradecimiento a los dioses del Olimpo por permitirnos vivir lo que estamos viviendo….(CONTINUARÁ)”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar