Fue en el 2005 cuando Bodegas Enrique Mendoza, bodega ubicada en Alfaz del Pi (Alicante) y que ya se había ganado el reconocimiento por su buen hacer en el mundo de los vinos, presentó una novedad largamente trabajada y en la que había puesto muchas ilusiones, el Estrecho. En la Escuela de Catas de Alicante lo recordamos especialmente y con mucho cariño porque fue aquí donde Pepe Mendoza y Julián Mendoza, creadores de este nuevo producto, realizaron su presentación.

Pepe Mendoza

Pepe Mendoza durante la presentación del vino Estrecho en 2005

Presentación del vino Estrecho en 2005

Julián Mendoza junto a los invitados y José Sellés

Su aparición en el mercado creó una gran expectación, dado que la bodega de Alfaz ya producía grandes vinos aunque siempre con otras variedades como la Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrha y Pinot Noir y su apuesta por la Monastrell en seco suponía una importante puesta en valor de esta variedad tradicional de la tierra alicantina.

Trece años más tarde, en 2018, es un gran orgullo comprobar como el Estrecho 2015 ha obtenido 95 puntos en la Guia Wine Advocate de Robert Parker, llevando a la bodega de Alfaz a la máxima puntuación de su historia en la famosa publicación americana, colocando a esta bodega en la máxima categoría de excepcional.

Vino Estrecho y Santa Rosa

Vino Estrecho y Santa Rosa

Junto al Estrecho, han alcanzado en la guía destacas puntuaciones Las Quebradas añada 2015 con 94+ puntos y el mismo vino de la añada 2013 con 93+ puntos, así como Santa Rosa 2014 y La Tremenda 2016 que han obtenido 92, siendo Bodegas Enrique Mendoza una de las bodegas más destacadas en la publicación.

Ficha Técnica:
Estrecho es un vino 100% monastrell, elaborado de un único pago ubicado en el paraje “Estrecho de Pipa” en Villena, situado a 700 metros sobre el nivel del mar y con unas características “edafológicas” (de la tierra) que lo hacen único.

El viñedo vive sobre finas arenas pobres en materia orgánica pero que nos permiten que la planta llegue a su madurez polifenólica perfectamente sin agotamientos ni estrés.

Es una viña tradicional con 1500 plantas por hectárea formada en vaso y sin ningún apoyo de irrigación, el abonado es compost de ovejas ecológicas fermentado por nosotros.

Es una viticultura en la que trabajan con el concepto residuo cero, esto quiere decir que nunca ha recibido herbicidas ni sistémicos y por supuesto ningún insecticida, únicamente la trabajan con azufre en polvo, cobre, lucha biológica como el “bacilus turugensis” para la
polilla y mucha conciencia.

Este vino ha permanecido durante 14 meses en barricas nuevas de 500 litros de
roble francés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Estás buscando algo?

Utiliza el formulario siguiente para buscar en la web:


¿Todavía no has encontrado lo que buscabas? Deja un comentario en un artículo o contacta con nosotros. Nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. ¡Gracias!

¡Estamos donde tú estás!

Mira dónde nos puedes visitar